MANTEQUILLA DE PISTACHO AMERICANO

Al crecer, los pistachos ofrecen una harina versátil que abre un mundo de oportunidades a la hora de cocinar en el horno. ¿Quién se apunta a unas madalenas de pistacho?

 

 

Si confías en la pasta de pistachos para aumentar el sabor de los helados, cremas o rellenos de repostería, ¿renunciarías a una pasta que no sea auténtica? La verdad es que muchas de las denominadas pastas de pistacho no están hechas 100% de pistachos. Algunos productores venden pasta de pistacho que está elaborada con almendra amarga y colorante verde. Utiliza pasta de pistacho 100% en tus postres y obtendrás la tonalidad y el sabor auténtico de los pistachos.

Afortunadamente, el proceso de preparación de pasta y mantequilla de pistacho es sencillo (hablamos de la pasta aceitosa, sin azúcares añadidos). Y, además, aporta numerosos beneficios nutricionales. Prepárala tú mismo con pistachos cultivados en California; así, podrás controlar la cantidad de dulce o podrás prepararla siempre que la necesites.

Auténtica pasta de pistachio

American Pistachio Paste and Butter

¿Blanquear o no blanquear? Para obtener un color verde brillante, escalda primero los pistachos y, a continuación, quítales la piel. Vierte los pistachos en un bote de agua hirviendo durante unos segundos y disponlos encima de un trapo para poderles quitar la piel. Si no te molesta que el color sea un poco más oscuro, no hace falta escaldarlos y puedes mantener la piel de los pistachos. Recuerda que la piel contiene antioxidantes.

La mantequilla de pistacho, como las demás mantequillas elaboradas con otros frutos secos, está elaborada con trocitos de pistachos que desprenden aceite y crean una pasta cremosa y lisa. Para prepararla sólo necesitas una batidora. En primer lugar, asegúrate de tostar ligeramente los pistachos y tritúralos mientras todavía están calientes para que desprendan su aceite natural. Con ayuda de una espátula, aprovecha todo el contenido del bol y continúa triturándolos hasta que la mantequilla de pistacho sea homogénea. Y, si te apetece, añade una pizca de sal para aumentar su sabor.

Para elaborar la pasta de pistacho, añade edulcorante. Algunas pastas de pistacho comerciales no contienen edulcorantes, pero otras sí. Al elaborar tu propia pasta, sabrás el porcentaje exacto de azúcar y podrás adaptar tus recetas en base a ello.

Si la utilizas durante poco tiempo (2 semanas vista), recuerda que no es necesario mantener la mantequilla o la pasta en la nevera. Si la refrigeras se conservará indefinidamente.

Utiliza la mantequilla o pasta de pistacho para:

  • Condimentar dulces o crepes. Unta tus crepes con mantequilla de pistacho y miel, dóblala y añade yogur o helado de vainilla por encima.
  • Como toppingpara tus crostini.
  • Como condimento para helados, mousses y cremas.
  • Para rellenar croissants.
  • Para combinar en la repostería con chocolate.
  • Para el relleno de mazapán en tartas de fruta.
  • Para rellenar gianduja.